Estás en Skip Navigation Links Inicio > Derechos de las personas consumidoras y usuarias
Veces que se ha imprimido este contenido: 4 Visitas a este contenido: 2754

Skip Navigation Links Derechos de las personas consumidoras y usuarias

Estos son los derechos regulados por el Real Decreto Legislativo 1/2007 comunes a nivel estatal. Puede ocurrir que en según que Comunidades Autonómicas las personas consumidoras y usuarias dispongan de más derechos (por ejemplo, el derecho lingüístico en Comunidades con lenguas co-oficiales, en otras Comunidades se puede reclamar por la falta de higiene, etc.).

1.- La protección contra los riesgos que puedan afectar su salud o seguridad.

Las autoridades tienen el deber de filtrar todos aquellos productos y servicios que puedan afectar a la salud o seguridad de las personas consumidoras y usuarias. Para evitar estos riesgos las autoridades tomarán medidas de control, vigilancia e inspección en las fases producción y comercialización de un producto o servicio.

En caso de encontrar algún producto o servicio peligroso para la seguridad y la salud de las personas consumidoras y usuarias, las administraciones lo retirarán e informarán del hecho a la ciudadanía.

2.- La protección de sus legítimos intereses económicos y sociales; en particular, frente a la inclusión de cláusulas abusivas en los contratos.

Concursos, sorteos, regalos, vales premio o similares estarán regulados por una normativa especifica en la que se velará por la máxima transparencia para evitar situaciones de confusión o engaño en la persona consumidora o usuaria.

Se estipula que los contratos deben asegurar la naturaleza, características, condiciones y utilidad o finalidad del bien o servicio contratado. Por lo tanto, quedan eliminados todos aquellos contratos que puedan considerarse abusivos (por ejemplo, devolver 150 euros de sanción que estipula el contrato por darte de baja en un servicio telefónico, cuando sólo te queda un mes o unos días de permanencia).

3.- La indemnización de los daños y la reparación de los perjuicios sufridos.

Las personas consumidoras y usuarias tienen derecho a solicitar la reparación, sustitución o devolución económica (según qué situaciones) de los productos o servicios y la indemnización de los daños y perjuicios ocasionados por el deterioro o mal funcionamiento de estos.

4.- La información correcta sobre los diferentes bienes o servicios y la educación y divulgación para facilitar el conocimiento sobre su adecuado uso, consumo o disfrute.

Información de los productos y servicios mediante el etiquetado y la presentación (también instrucciones). Para ello, habrá una reglamentación específica para cada bien o producto (alimentación, herramientas, juguetes, etc.) en las que se establecen las condiciones mínimas del etiquetado y su presentación.

Educación y divulgación a la ciudadanía de todo aquello relativo al consumo (cómo, dónde, qué reclamar, etc.). Los medios de comunicación estatales también dispondrán de programas en los que hagan una aportación en la educación y divulgación de temas de consumo.

5.- La audiencia en consulta, la participación en el procedimiento de elaboración de las disposiciones generales que les afectan directamente y la representación sin intereses, a través de las asociaciones, agrupaciones, federaciones o confederaciones de consumidores y usuarios legalmente constituidas.

Las personas consumidoras y usuarias tienen derecho a asociarse y a reclamar sus derechos mediante la representación en estos estamentos.

6.- La protección de sus derechos mediante procedimientos eficaces, en especial ante situaciones de inferioridad, subordinación e indefensión.

La protección mediante vías de reclamación administrativas como las Hojas de Reclamación o el Sistema Arbitral de Consumo.